7 jun. 2012

Nueva lección de dignidad de la Corrala frente a la delegada del Distrito Macarena

Vecinos y vecinas de la Corrala de Vecinas Utopía seguirán sin luz y agua, después de que la delegada del Distrito Macarena, Evelia Rincón, tras una larga tarde de espera, durante la celebración de un pleno de la Junta de Distrito, ni siquiera haya sido capaz de realizar una llamada al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, para trasladarle la grave situación de las familias realojadas.
El pleno comenzaba a las seis de la tarde, con la participación de miembros de la Corrala, que han reclamado la devolución de los suministros básicos y han compartido la situación de las más de 100 familias que tan solo en este barrio se han puesto en contacto con el 15M porque están a punto de perder sus viviendas a causa de la crisis económica.

Al mismo tiempo, casi un centenar de personas se concentraban en el exterior de la sede del Distrito, donde han permanecido durante varias horas, hasta que pasadas las diez de la noche, se disponían a escuchar qué tenía que decirles la delegada, Evelia Rincón, que sólo ha ofrecido la posibilidad de abrir esta noche durante dos horas una boca de riego, conminando a las familias a responderle rápidamente “porque están pendientes de recibir un mensaje para hacerlo” e insistiendo en que no era de su competencia solucionar el problema del agua. Resulta incomprensible que con un simple mensaje de móvil esta delegada tenga el poder de abrir una boca de riego durante dos horas, pero no el de restablecer el suministro.
¿Sus competencias van por tramos horarios? ¿Hasta dos horas sí puede, pero a partir de dos horas ya “le toca a otro”? Ha sido en ese momento cuando las familias han ofrecido una nueva lección de dignidad, al considerar que la única opción posible es volver a tener agua y luz sin ningún tipo de restricción, como cualquier vivienda, como cualquier persona, como la delegada cuando haya llegado esta noche a su casa.


Cuando una de las vecinas le ha preguntado por qué ni siquiera ha llamado al alcalde, Evelia Rincón ha respondido que era imposible, porque estaba en un acto con niños y niñas autistas (¡casi a las once de la noche!), añadiendo que éstos también son importantes. Una vez más, duele contemplar cómo se utiliza de forma demagógica a los menores, comparando la dramática situación de la Corrala con la presencia del alcalde en un acto institucional.

Al grito de “¡Agua y luz para la Corrala!”, las personas concentradas han retornado a la Avenida de las Juventudes Musicales, a su hogar, con la convicción de que mientras más piedras ponga el Ayuntamiento en el camino, más fuerte será la lucha de los vecinos y vecinas, y de todas las personas que les apoyan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada