22 oct. 2012

La iniciativa de una amiga









Una vecina de Mairena del Aljarafe, simpatizante de la causa de las familias de la Corrala Utopía y clienta de Ibercaja, ha enviado la siguiente carta a la entidad bancaria en la que tiene sus ahorros. La reproducimos a continuación. ¡Gracias, amiga!

Responsables Ibercaja Sevilla Y Zaragoza

Como cliente de esta entidad, le solicito que resuelvan la situación que tienen planteada con el edificio de su propiedad, donde se encuentra la Corrala Utopía, junto a la glorieta de San Lázaro, mediante una solución negociada, implicando, si lo estiman oportuno, al Ayuntamiento de Sevilla.


En el caso de que se emplee la fuerza como herramienta para desalojar el edificio de la Corrala Utopía, le comunico, que a pesar de estar satisfecha con la gestión de esa entidad bancaria, y con el trato de sus empleados, procederé a suprimir mi relación con la misma.


Deben tener en cuenta que muchos de sus clientes somos personas concienciadas con la situación actual de nuestra sociedad y nos importa la política social y las actitudes de la entidad bancaria en la que tenemos depositado nuestro dinero. Es por ello, que como una cuestión de conciencia, no me será posible continuar la relación que como cliente tengo con esa caja, si la misma no es capaz de llegar a una solución negociada que permita que más de 30 familias no se queden sin hogar, ya que por variadas circunstancias, no disponen del mismo.


En la situación socio-económica en la que estamos, a los ciudadanos se nos demanda que asumamos los recortes que se están realizando, que asumamos el paro, y el empobrecimiento de la sociedad, mientras que presenciamos como el dinero público se utiliza para reflotar las entidades bancarias con problemas. Esta situación no nos parece, a muchos de nosotros, justa ni equitativa. Es por ello, que considero que estas entidades bancarias están obligadas, éticamente, a devolver algo a esa sociedad que las apoya, teniendo comportamientos humanos y solidarios, a pesar de que el fin por el que están constituidas, sea la rentabilidad económica.


Creo que si Ibercaja resuelve este conflicto de una forma negociada, eso puede hacer que muchos de nosotros consideremos que es una entidad en la que merece la pena seguir teniendo nuestro dinero, ya que seguiría siendo merecedora de nuestra confianza.


Sevilla a 22 de octubre de 2012

1 comentario: