26 de jul. de 2012

Celebrado el juicio contra Endesa por el corte de luz a una de las vecinas de "La Utopía"

El Juzgado de 1ª Instancia N.º 11 de Sevilla ha celebrado en la mañana de hoy jueves 26 de julio un juicio contra Endesa Distribución Eléctrica SLU, a raíz de la demanda interpuesta por Ana, una de las vecinas de la Corrala “La Utopía”, en la que se pide la inmediata restitución del suministro y se señalan los perjuicios causados en el estado de salud de su marido tras el corte de luz realizado por esta empresa.
 
Según se recoge en la demanda, el pasado 30 de mayo, Endesa retiró unilateralmente y sin previo aviso el suministro eléctrico de la vivienda, habitada por Ana, de sesenta y siete años de edad, y su marido, Pancho, de ochenta años, con una grave discapacidad desde hace dos décadas, por la que vive conectado a un sistema mecánico de respiración asistida, “con evidente riesgo para la salud de su marido y con los obvios inconvenientes que ello le deparaba, entre los cuales no es el menor la imposibilidad de mantener los alimentos que conservaba en el frigorífico y la de cocinar”.

Uno de los aspectos resaltados en el juicio ha sido el contenido de los partes de incidentes aportados por Endesa. En el primero de ellos, correspondiente al corte de luz objeto del juicio, la empresa señala, como causa del mismo, la “ocupación ilegal de las viviendas”. Según el abogado de la demandante, “resulta sorprendente, ya que Endesa no es el órgano competente para valorar esta cuestión y tomarlo en consideración como motivo de la retirada del suministro”. 

La demanda se ha realizado mediante interdicto, es decir, la reclamación de la restitución de un servicio, el eléctrico, que existía hasta su retirada por Endesa. En este sentido, fuentes de la defensa han señalado que “a Endesa le consta que el edificio fue construido con su energía, que ese suministro pervivió y que la vivienda de la demandante contaba con suministro eléctrico con anterioridad a su toma de posesión el pasado 16 de mayo”. En el transcurso del juicio, los testigos aportados por Endesa no han negado en ningún momento esta circunstancia, limitándose a declarar que “no debería existir” dicho suministro. En varias ocasiones, han aludido como una de las causas del corte de la luz, la garantía de la seguridad de las personas del inmueble. Para las familias que estaban presentes en la sala, resultaba muy duro escuchar estas palabras, cuando día a día sufren las consecuencias de vivir sin un recurso esencial para cualquier ser humano como es la electricidad.

Otras dos personas que han declarado en la vista, cuyo domicilio se encuentra muy próximo al edificio de la Corrala, han señalado que ese suministro existía con fecha previa al realojo de las familias, precisamente en la vivienda de la primera planta en la que ahora vive Ana, que contaba con electricidad durante los meses anteriores a su entrada. No sólo han demostrado que el suministro existía previamente a la entrada de las familias en el edificio, sino que, además, han puesto de manifiesto la arbitrariedad de garantizar la seguridad como causa del corte de la luz, que sólo se hizo efectivo una vez que se produjo el realojo y se difundió públicamente la intención de las familias de regularizar su situación.

Desde la Corrala “La Utopía” se espera que en este caso, en la decisión de la justicia, “sin perjuicio de la compleja normativa administrativa que regula el sector eléctrico, se aplique las normas de derecho común que regulan la posesión de cualquier bien de naturaleza privada como es, en este caso, la energía eléctrica”. En definitiva, que la burocracia derivada de la gestión privada de un bien esencial no esté por encima del sentido común y de los derechos humanos.

Un total de 36 familias viven realojadas desde el pasado 16 de mayo en este edificio situado en la Avenida de las Juventudes Musicales, que en ese momento contaba con abastecimiento de agua y energía eléctrica. A pesar de haber manifestado públicamente su intención de regularizar el pago de dichos suministros, y de realizar todas las gestiones necesarias para ello, a día de hoy, las familias de la Corrala “La Utopía” se enfrentan al periodo estival sin contar con estos recursos básicos.
 
Desde la Corrala de Vecinas “La Utopía” se ha denunciado la “actitud” de Endesa al cortar el suministro eléctrico de las viviendas, “dejando en una situación muy precaria a familias enteras, personas mayores, niños y niñas, y a personas que tienen enfermedades crónicas así como una salud muy delicada”.
 
En la demanda también se recoge que “el Defensor del Pueblo Andaluz ha realizado gestiones de mediación” con Endesa “tendentes a la recuperación inmediata del suministro cortado sin resultados hasta la fecha”.

24 de jul. de 2012

Este jueves, juicio contra Endesa para que la Corrala Utopía recupere el suministro eléctrico

Este próximo jueves 26 de julio tendrá lugar, a partir de las 9:15, en la Sala de Vistas del Juzgado de 1ª Instancia nº 11 de Viapol, la vista del juicio por el que la Corrala de Vecinas La Utopía demanda a la empresa Endesa el restablecimiento del suministro eléctrico al edificio. Esta es tan solo una de las iniciativas del Equipo Jurídico de la Corrala para conseguir que el edificio que habitan 36 familias vuelva a contar con luz y agua, tal y como tenía cuando las familias se instalaron en el mismo.

Os pedimos que el jueves 26, todos y todas aquellas que podáis apoyarnos con vuestra presencia en los juzgados de Viapol que acudáis a los mismos a partir de las 9:15 de la mañana. Allí habrá un grupo de vecinas de La Utopía.

Agradeciendo una vez más por anticipado vuestro constante apoyo, os enviamos un fuerte abrazo desde la Corrala Utopía.

16 de jul. de 2012

La Corrala Utopía denuncia una campaña de manipulación informativa orquestada desde el propio Ayuntamiento de Sevilla

Algún medio de información local reproduce literalmente las acusaciones del Grupo Municipal del PP sin dignarse a contrastar la información con fuentes de las vecinas de la Corrala Utopía

En las dos últimas semanas hemos asistido atónitos a cómo en medios de información local se reproducían acusaciones hacia los vecinos y vecinas de la Corrala Utopía, procedentes siempre de fuentes del gobierno municipal, sin que siquiera se contrastaran semejantes informaciones. Entendemos a la perfección que los medios de comunicación mantienen distintas líneas editoriales y posicionamientos políticos y que, por tanto, no tienen por qué estar de acuerdo con una iniciativa como la de la Corrala de Vecinas La Utopía. No obstante, sí creemos que es necesario que se contrasten las informaciones. Y, para ello, el mejor medio es acudir a distintas fuentes que ofrezcan varias perspectivas. Por ello, agradeceríamos que cuando informen sobre las 36 familias de la Corrala Utopía nos tengan en cuenta a la hora de poder ofrecer nuestra visión. Dicho esto, queremos añadir que creemos que en la inmensa mayoría de las ocasiones los periodistas con los que hemos tratado han actuado muy diligentemente a la hora de acudir a distintas fuentes informativas en aras de ofrecer a su público noticias contrastadas y veraces. Honestamente, pensamos que han hecho una labor muy profesional a la hora de contar lo que estaba sucediendo en la Corrala de Vecinas La Utopía. Por ello, nos seguimos poniendo a su disposición para informarles de todo aquello que esté a nuestro alcance.

Hace tres semanas se publicó una información, procedente del gobierno municipal, en la que se afirmaba que en la Corrala Utopía había "infiltrados" (textualmente). Y todo ello porque una vecina, Irma Blanco, es militante de IU. Ella nunca se ha ocultado y, prueba de ello, es que fue una de las primeras 8 mujeres que, a través de distintos vídeos, puso voz y rostro a la Corrala de Vecinas La Utopía. Irma Blanco es una joven de 35 años y con formación universitaria que sigue viviendo con su madre porque está en paro y no tiene ninguna posibilidad de acceso a una vivienda. Como ellas, sin vivienda y sin solución a sus problemas, conviven en la Corrala Utopía un total de 118 personas. La Corrala de Vecinas La Utopía es un proyecto de vida que ha iniciado un grupo humano con distintas sensibilidades y opiniones, con distintas formas de ser y de pensar, y que tienen a sus espaldas las más variadas historias personales. Representan en su diversidad a la perfección a los sectores de nuestra sociedad que más están sufriendo esta crisis y que han visto como perdían sus empleos y después sus viviendas. Y todo ello mientras la Banca sigue recibiendo ayudas multimillonarias que pagaremos los mismos de siempre con nuevos recortes sociales.

Las acusaciones publicadas en prensa han sido de lo más variadas. Algunas son rotundamente falsas. Por ejemplo, el gobierno municipal miente cuando afirma que ninguna de las familias de la Corrala Utopía ha acudido a los Servicios Sociales dados sus problemas de vivienda. El Ayuntamiento tiene en su poder los informes sociales presentados al Defensor del Pueblo que dan fe de los distintos pasos que han dado en los últimos meses e incluso años para pedir ayuda a las instituciones públicas. Al mismo tiempo se ha achacado a las familias de la Corrala Utopía que han cortado la luz en el barrio de la Macarena como protesta. Ese hecho es rotundamente falso. En las calles colindantes al edificio de las 36 familias hubo un apagón la semana pasada, pero semejante suceso nada tuvo que ver con la Corrala Utopía, cuyos vecinos únicamente acudieron posteriormente a la casetilla de la luz para pedir a los operarios de Endesa que restituyeran también el suministro a sus familias. Tampoco han tenido lugar amenazas o insultos contra la edil Evelia Rincón, tal como ella misma parece sugerir a través de unas declaraciones. Ni ha habido insultos a vecinos de otros barrios de Sevilla. La estrategia informativa del gobierno municipal se basa en la tergiversación sistemática de los hechos cuando no en la más burda mentira. Lamentamos profundamente que los medios técnicos y humanos del Ayuntamiento de Sevilla se dediquen a orquestar estas campañas de manipulación informativa en lugar de orientarse a solventar los problemas de los sevillanos y sevillanas.

Somos conscientes de nuestra fuerza limitada, y que nada podemos hacer cuando una institución engrasa su maquinaria para lanzar falsas acusaciones sobre 36 familias. No obstante, no renunciamos a intentar ofrecer nuestra visión y a seguir ofreciendo de manera transparente a la prensa en particular y a la sociedad en general toda la información que está a nuestra disposición. Creemos que esta es la mejor forma de hacer saber a la sociedad lo que pensamos y lo que perseguimos con nuestra protesta: defender el derecho a una vivienda digna de todas las personas.

13 de jul. de 2012

La actitud caciquil de Evelia Rincón

En la tarde del paso miércoles se celebró un nuevo Pleno en la Junta del Distrito Macarena. Como ya sucediera en el anterior, y ante el hecho de que se iba a votar la moción que pide el restablecimiento de la luz y el agua para la Corrala de Vecinas La Utopía, un grupo de vecinas del inmueble decidió acudir a la cita. En esta ocasión Evelia Rincón, concejala del PP y responsable del Distrito Macarena, acudió con una estrategia definida. En primer lugar, Evelia no permitió la entrada de las vecinas al pleno. Aducía que la sala estaba llena. No era cierto, pues quedaban algunos asientos vacíos. Sin embargo, a este pleno acudió más público que a anteriores. Se trataba de un grupo de jóvenes de Nuevas Generaciones (Juventudes del PP) que acudió a jalear a la concejala.

No obstante, cuando llegó la moción que pedía restablecer los suministros de luz y agua a la Corrala Utopía, varias personas del grupo de IU y del PSOE decidieron abandonar la sala para que las vecinas pudieran entrar. Evelia Rincón en este momento exigió que fuera Irma Blanco (una de las vecinas de la Corrala y a la que el Gobierno Municipal del PP señala como "infiltrada" de IU para criminalizarla) la que entrara a la sala. Cuando una joven del 15-M intentó entrar al lugar, Evelia Rincón la expulsó haciendo que un Policía Municipal le retorciera incluso el brazo, a pesar de que la joven no opuso la más mínima existencia. Ante el revuelo que se provocó tres vecinas de la Corrala, que han encabezado este movimiento y han sido su voz e imagen de cara al exterior, pudieron entrar a la sala. Evelia Rincón pasó a la siguiente fase de su estrategia: provocar la desconfianza y la desunión. Les insinuó que estaban siendo utilizadas y que varios vecinos y vecinas de su bloque ya habían acudido a pedirle ayuda, y que ella les había facilitado tanto dinero como comida. Las vecinas de la Corrala Utopía, como no podía ser de otra forma, desmontaron la absurda teoría de la concejala municipal. Después de este esperpéntico espectáculo montado por Evelia, tuvo lugar la votación en la que la mayoría absoluta del PP impidió, nuevamente, el restablecimiento de luz y agua para las 36 familias que viven en la Corrala Utopía.

Durante los últimos días hemos observado atónitos la existencia de una campaña de manipulación e intoxicación informativa que parece partir desde el Gobierno Municipal del Partido Popular. La misma consiste en criminalizar a los vecinos y vecinas de la Corrala Utopía, tergiversando los hechos y la realidad cuando no cayendo en la más burda mentira. Como colaboradores necesarios de esa estrategia aparece algún medio local de conocida afinidad ideológica con el Gobierno Municipal que da pábulo a las absurdas acusaciones que salen del Consistorio. De esta forma, ya hemos observado como en las dos últimas semanas se han publicado informaciones absolutamente tendenciosas. En este sentido, queremos recalcar que la Corrala de Vecinas La Utopía respeta absoluta y totalmente la labor de todos los periodistas, aún cuando su opinión o la línea editorial del medio para el que trabajen no compartan las ideas y planteamientos de la Corrala. No obstante, creemos que los lectores de este medio de comunicación merecen recibir la información más contrastada y veraz posible y que, para eso, es necesario contar con todas las fuentes informativas. No es de recibo que una determinada fuerza política insista en deteriorar la imagen del grupo del que formamos parte y que ni siquiera se cuente con la opinión de los vecinos y vecinas de la Corrala Utopía.

9 de jul. de 2012

La I Velá en Apoyo a la Corrala Utopía fue un absoluto éxito

La I Velá Indigná en Apoyo a la Corrala Utopía, que tuvo lugar el pasado viernes 6 de julio en el Parque del Alamillo, fue un absoluto éxito. En primer lugar, fue un éxito porque la organización del evento, realizada por los propios vecinos y vecinas, que contaron con la colaboración del amplio Grupo de Apoyo existente, fue formidable. Fue un éxito, además, en segundo lugar, porque Sevilla respaldó el acto con una gran asistencia de público. La Corrala Utopía, así como la Corrala CondeQuintana, gozan de un gran apoyo ciudadano. La explicación es sencilla: la sociedad está harta de una clase política que no ofrece soluciones a la ciudadanía y prefiere apoyar directamente a quien se organiza para defender sus derechos. Y la Velá fue un éxito, en tercer lugar, porque permitió la recaudación de fondos que servirán para adquirir al menos dos arcones frigoríficos que funcionen con gas butano en lugar de con electricidad, habida cuenta de las limitaciones de la Corrala.

El pasado viernes los asistentes a la Velá pudieron disfrutar de una barra con bebidas a precios populares y con una amplia gama de tapas características de Andalucía así como de otros rincones del mundo (México, Perú, Colombia, Ecuador, etc...). Se habilitó un stand donde se podían adquirir camisetas de la Corrala Utopía, las cuáles gozaron de gran aceptación entre un público que las compró masivamente. Y hubo actuaciones de todo tipo que hicieron las delicias de los asistentes.

Isabel Serrato presentó su libro 'Nunca fui una Princesa de Disney', aderezando la presentación con un espectáculo literario-musical que sorprendió y conectó con el público. A Isabel la siguió el gran Mini, un malabarista y equilibrista que dejó con la boca abierta a pequeños y mayores. Posteriormente hubo espacio para una actuación de magia que volvió a dejar a propios y extraños con una cara de sorpresa. Y, para finalizar, el grupo Molécula, una de las bandas musicales con más proyección en Sevilla, ofreció un concierto.

Las mujeres de la Corrala de Vecinas La Utopía quisieron agradecer a los asistentes su presencia y su apoyo.

6 de jul. de 2012

Entidades sociales y ciudadanas exigen la restitución del suministro de agua en la Corrala "La Utopía"

Un grupo de entidades sociales y ciudadanas de la ciudad de Sevilla entre las que se encuentran Ingeniería Sin Fronteras-Andalucía, Red Andaluza Nueva Cultura del Agua, FACUA Sevilla y la Delegación de Sevilla de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, han firmado un manifiesto de apoyo a la Corrala “La Utopía” en el que exigen el restablecimiento inmediato del suministro de agua por parte de EMASESA, haciendo responsables a técnicos directivos y autoridades políticas, de cualquier problema sanitario que se pudiera derivar del corte del suministro.

Días después de que las familias hicieran pública su voluntad de abonar un alquiler social, así como de hacerse cargo del coste del suministro de luz y agua que utilizaban, tanto Endesa como la Empresa Metropolitana de Agua (EMASESA), cortaron los suministros. La justificación que esgrimió el Ayuntamiento para actuar de este modo a través del Alcalde de Sevilla J.I.Zoido, fue la pretensión de no infringir el ‘principio de igualdad entre usuarios’, basándose en el Reglamento de Suministro Domiciliario de Agua de la Junta de Andalucía, que exige para ello la cédula de primera ocupación, imposible de tramitar careciendo de los títulos de propiedad del inmueble.
No obstante, las entidades firmantes exigen el restablecimiento del suministro argumentando que “el agua es un elemento indispensable para la vida, la dignidad de las personas y el desarrollo humano”, entendiendo que su carácter vital y esencial es también lo que ha conducido a la Asamblea General de las Naciones Unidas a aprobar, en julio de 2010, que el derecho al abastecimiento y saneamiento básico sea “un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos". Esto significaría que España, que votó a favor de esta iniciativa y por tanto está obligada a trasladar este derecho a su Constitución y a su legislación positiva, y su gobierno, deben garantizar el acceso al agua potable y al saneamiento a todos sus ciudadanos, y hacerlo bajo principios de universalidad, accesibilidad, continuidad, transparencia y participación.

Para ellos, el caso de “La Corrala” muestra que el reconocimiento de estos derechos es una tarea pendiente en la ciudad de Sevilla, que no acaba de ser entendida ni por el Ayuntamiento de Sevilla, ni por Emasesa, ni por la Junta de Andalucía, que conforme a la ley andaluza del agua y a la legislación sanitaria deben garantizar este acceso.

El manifiesto, al que a partir de hoy podrán adherirse otras entidades y ciudadanos, concluye afirmando que “el principio de igualdad entre usuarios en el que se basa el razonamiento del Ayuntamiento de Sevilla, viola el principio de justicia, de seguridad y de garantía al acceso al agua potable y al saneamiento (universalidad y no discriminación) de estas familias”.

Por todo ello, exigen al Ayuntamiento de Sevilla, a la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento (EMASESA), al distrito sanitario competente y a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, “la reanudación inmediata del suministro de agua potable y saneamiento al bloque de San Lázaro”, para acabar así con una situación que consideran “atenta contra los derechos humanos y constitucionales de las 36 familias afectadas”, haciendo responsables “a técnicos directivos y autoridades políticas” de cualquier problema sanitario que se pudiera derivar de esta medida, que creen “injusta, coercitiva y cruel.”

Sevilla, 05 de julio de 2012

5 de jul. de 2012

El Pleno Municipal en el que el PP impidió el restablecimiento de luz y agua a la Corrala Utopía

El pasado 3 de julio tuvo lugar el último Pleno Municipal de carácter ordinario celebrado en el Ayuntamiento de Sevilla. En el último punto del orden del día se votaba una moción presentada por el Grupo Municipal de IU en la que se pedía la puesta en práctica de una política de vivienda encaminada a solventar las carencias de la ciudadanía así como el restablecimiento de los suministros de luz y agua para la Corrala Utopía. El Grupo Municipal Socialista apoyó esta moción, si bien en uno de los puntos se abstuvo por entender que respaldaba la ocupación ilegal, aunque sí pidió a Zoido el restablecimiento de los suministros eléctricos y de agua. El Grupo Municipal del PP, por su parte, impidió con su mayoría absoluta el restablecimiento de luz y agua.

Aquí os dejamos un vídeo que muestra perfectamente la nula capacidad de participación ciudadana en los plenos municipales y la actitud de los gobernantes de la ciudad en cuanto se realizan críticas ciudadanas a su gestión:

4 de jul. de 2012

Este viernes, todos y todas con La Utopía

Porque cada día decenas de personas pierden sus viviendas embargadas por los unas entidades bancarias que siguen recibiendo ayudas públicas, porque la miseria y la pobreza avanzan en nuestra sociedad, porque sobran los motivos para estar indignados e indignadas y, sobre todo, porque La Utopía es posible, os invitamos a que este viernes acudáis a la I Velá Indigná en apoyo a la Corrala de Vecinas La Utopía. Se celebrará en el Parque del Alamillo, junto al Cortijo, desde las 20:30 hasta las 02:00.

3 de jul. de 2012

Vivencias

Sevilla 3 de Julio,el día esperado,

Teniamos la cita en La Casa del Pueblo, al menos eso se supone que es el Ayuntamiento.

Siente y media de la mañana: casi todas las que íbamos a entrar estábamos en la puerta del Ayuntamiento para poder entrar en el pleno donde IU se ofreció para presentar nuestra moción al Pleno del Ayuntamiento: seis horas escuchando con respeto y paciencias las 26 propuestas de las distintas fuerzas políticas. Buen talante por parte de la oposición, prepotencia, y por qué no cinismo, por parte del grupo gobernante. Hacía mucho tiempo que no oía una voz con tanto fanatismo y prepotencia. Era un chico joven, no le echo mas de 30 años, concejal por el PP, con tan poca calidad humana que me avergonzaría tenerlo como hijo. Su frialdad, su cinismo, el no temblare la voz aún contradiciendo a lo dictaminado por la justicia.
Nuestra enmienda era la veintisiete: tras leer nuestra propuesta por el grupo que se ofreció a hacerla, punto por punto fue leyendo cada una de las cuatro propuestas de l@s vecin@s de La Corrala Utopía sobre su situación a causa de las malas prácticas que había tenido el gobierno del Ayuntamiento al cortarnos la luz y el agua.
Le tocó pronunciarse al PP, empezó con muy buenas palabritas, diciendo que la alcaldía estaba a disposición de l@s vecin@s de la Corrala pero que no podían saltarse la legalidad. Eso hizo que una de las compañeras saltara diciendo que eran unos embusteros que hacía mas de tres meses que estaba esperando solución por parte de la Trabajadora Social del Ayuntamiento y no se habían molestado en contestarle. Fue invitada de malas maneras a abandonar la sala, me revolvía en la silla, pues él, tras unas palabras casi mesiánicas, y repitiendo una y otra vez que podían actuar en contra de las leyes (minutos antes un miembro del mismo partido se había saltado a la justicia a la torera). Salté de la silla tras oír la palabra leyes e intente decir que ¿en que país estábamos que las leyes estaban por encima de la Constitución? Pero sólo conseguía balbucear, no supe canalizar la rabia, darme tiempo, pero el ver salir llena de impotencia, rabia y dolor a la compañera, pudo mas que mi lucidez y sólo conseguí gritar SINVERGÜENZA las veces que me dio lugar hasta que se acercaron a mi para que desalojara la sala. No sé si eran guardaespaldas o agentes de seguridad el que cogiéndome del brazo intentó acelerar mi salida,  lo que hizo que me enfureciera y me enfrentara con él diciéndole:  NO ME TOQUES, dime lo que quieres que haga PERO NO ME TOQUES. Me vi rodeada por dos policías municipales y este señor, los cuales pretendían que abandonara la sala, pero no me dejaban espacio libre por delante para hacerlo, así que les volvi a repetir que no me tocaran y me dejaran salir.

Creo que ninguna teníamos esperanzas de la aprobación del dicha moción aunque el ver el mal talante y el despotismo y la autosuficiencia de los gobernantes del Ayuntamiento hizo que no fuese capaz de esperar al final.

Casi la cinco de la tarde, l@s compañeros que no habían podido entrar seguían esperando nuestras salidas.

Me he permitido escribir en el blog, pues tenía la necesidad de vaciar todo lo vivido esta mañana.