22 ago. 2013

Mucha Policía, Poca Diversión

Agentes de la Policía Local impidieron ayer que niños y niñas de la Corrala Utopía disfrutaran del baño en una pequeña piscina hinchable. 

Incredulidad. Eso transmitía la cara de las vecinas de la Corrala Utopía, que acompañaban durante el baño a sus hijos. Todo sucedía en la 'Fuente de la Vergüenza', nombre con el que los habitantes de la Corrala conocen la fuente que Zoido, Alcalde de Sevilla, les colocó frente al que era y es su hogar. Después de cortarles el agua, vulnerando un derecho esencial como es el acceso a un suministro de agua potable, el Alcalde decidió mostrarse magnánimo con estas familias y colocar de esta forma una fuente frente al edificio que habitan, como si de un campamento de refugiados de Darfur se tratase.

Ayer en torno a una decena de pequeños y pequeñas de la Corrala Utopía disfrutaban de un refrescante baño en una pequeña piscina hinchable junto a la 'Fuente de la Vergüenza'. Apareció de pronto, interrumpiendo el refrescante baño, una pareja de agentes de la Policía Local. Se encargaron, en primer lugar, de identificar a una persona, ajena a la Corrala Utopía, que intentaba asearse a la par que lavar alguna ropa en la susodicha fuente (esta persona había manifestado previamente que vivía sin agua después de que se la hubieran cortado por no poder hacer frente al pago). Según los agentes de la Policía Local las ordenanzas municipales no autorizan semejante uso de las fuentes públicos. Esta persona, que solo intentaba asearse y lavar algunas ropas, fue presumiblemente denunciada.

Tampoco estaba autorizada la ubicación de esa pequeña piscina infantil. No importaba que su tamaño fuera de lo más pequeño y que apenas se hubieran utilizados varios cubos de agua para llenar el fondo de la misma. La ley es la ley, las ordenanzas son las ordenanzas, y los policías son policías. Los niños tuvieron que vaciar su piscina y trasladarla al interior de la Corrala Utopía. La calle y el agua deberían ser de todos, pero según parece hay leyes que establecen quién y cómo puede disfrutar de ellas.

1 comentario:

  1. En primer lugar es vergonzoso que el alcalde se autoproclama "de todxs lxs sevillanxs" tengan así a estas familias y que encima tenga a sus perros de presa para impedir el normal desarrollo diario de las familias de la corrala.
    y en ssegundo lugar, se ve que son medidas que van contra los vecinos de la utopía cuando wn mi barrio hacen lo mismo en la calle con estas calores propias de los meses de verano y que estos mismos policías no tienen o la orden o por que no la misma actitud, vergüenza como personas debería de darle a estos señores que tienen que defender a los ciudadanxs y no hacer precisamente todo lo contrario: agredirlos emocionalmente ¿que será lo siguiente?

    ResponderEliminar