21 nov. 2013

Del Juzgado al Hospital

Uno de los dos citados hoy en el Juzgado se acoje a su derecho a no declarar; el otro tiene que ser trasladado en ambulancia al hospital tras sufrir una crisis respiratoria y no poder comparecer
Hoy estaban citados los dos últimos vecinos de la Corrala Utopía que habían de comparecer ante el Juzgado de Instrucción nº 3 de Sevilla. Ambos sufren patologías severas y el Grupo 17 de Marzo, que asiste legalmente a los vecinos de la Corrala Utopía, habían solicitado al Juzgado que se les tomara declaración en sus domicilios. La forense judicial que acudió a evaluarlos a la Corrala Utopía entendió que no había motivos para que no acudieran a sede judicial y así lo manifestó a la jueza, que los había citado para hoy. El primero de los vecinos citados compareció y se acogió a su derecho a no declarar, siguiendo las indicaciones del equipo legal de la Corrala Utopía.
Pancho, sin embargo, no pudo declarar. Pancho tiene 72 años y sufre una delicada enfermedad cardiorrespiratoria, teniendo a sus espaldas dos infartos de miocardio. Se hicieron trámites para que su traslado al Juzgado se hiciera en ambulancia. Sin embargo, finalmente tuvo que ser un amigo de la familia quién lo llevó. Allí estaba a las 10:00, hora en la que estaba citado. Después de que él y su familia atendieran a los periodistas allí presentes Pancho comenzó a sentirse mal hasta el punto de sufrir un desvanecimiento. Después de quedar tendido en el suelo durante unos instantes, en un estado de semiconsciencia, se le trasladó al interior de los Juzgados, donde a sus crónicos problemas respiratorios se le unía una manifiesta crisis de ansiedad. Pocos minutos después acudió una unidad móvil de 061 que lo atendió y comenzó a hacerle pruebas médicas, entre ellas un electrocardiograma. Inmediatamente Pancho ha sido trasladado al Servicio de Urgencias del Hospital Virgen Macarena.
La familia y los abogados comunicaron a la jueza que instruye el caso lo acontecido. Hoy mismo, si es posible, se le facilitará el informe médico correspondiente. Desde la Corrala Utopía queremos manifestar una vez más nuestro desacuerdo con la decisión de la forense judicial. Los completos informes médicos que se le facilitaron, cualquier análisis preliminar y el mismo sentido común hacían del todo aconsejable su traslado a los juzgados. Pancho hace más de un año que no sale de su vivienda dadas sus dificultades. Resulta cuanto menos paradójico que Esperanza Aguirre pueda declarar por escrito, que Camps no acuda a declarar a los juzgados porque se encuentra ilocalizable o que Álvaro Lapuerta, extesorero del PP, aún no haya acudido a declarar por el caso Bárcenas alegando problemas de salud, y que, sin embargo, a una persona con estos graves problemas de salud se le obligue a acudir en condiciones tan penosas.
Pancho, no obstante, quiere declarar para contar a la jueza los motivos que le llevaron, después de sufrir un desahucio y perder su hogar, a ocupar una vivienda, ahora propiedad de Ibercaja, que llevaba 4 años abandonada. Quiere hacerlo, pero solicita nuevamente que se le tome declaración en su vivienda o que, caso de tener que comparecer en los juzgados, se le facilite un traslado con todas las garantías médicas para su salud. Tras lo acontecido hoy la jueza podría volver a citarlo a declarar, ya sea en su vivienda o en sede judicial, u optar por considerar que su declaración no es necesaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario